Día Internacional del Gato

A Grouchita, Anacleto, y todos los gatos de la calle en El Día Internacional del Gato

Tan solo tiene 5 meses de vida. Vivía con otros gatos en las calles, compartiéndolas con los vecinos humanos de un pueblo llamado Torremocha. Allí les daban de comer, y, aunque de buscar refugio caliente y seguro se encargaban ellos mismos, no podían quejarse. El vivir en un pueblo es a veces una ventaja para los gatitos callejeros, el peligro de atropello se reduce un poco, encontrar lugares donde descansar calentitos es mas sencillo….
Un día, se corrió la voz entre los gatitos de ese pueblo, de que una asociación se había comprometido a hacerles la vida mas fácil. A llevarles alimento, poner comederos que mantuvieran la comida recogida y seca, desparasitarles, educar a sus cuidadores para que hicieran las cosas bien y todos los vecinos convivieran de forma cordial con ellos, esterilizar para que estuvieran más sanos… Y se comprometieron también a buscar familia a los gatitos cariñosos y a cuidar de los enfermitos.
Pronto los gatitos del pueblo conocerían a los que participaban en esas tareas. Varios gatitos sociables encontraron un hogar y otros fueron curados y volvieron mas sanos y felices de nuevo a sus calles.
Notario, de la residencia, fue tratado de sus problemas de piel y boca, Paquirrin, Bosco, Mocho, La blanca y Caddy ya encontraron sus familias, y Rocio está buscándola y pronto la tendrá. A Miguelon le operaron de la cadera (artroplastia) y por supuesto, le buscaran un hogar
También hubo malas noticias, algunas partidas, como la negrita, o la rechoncha blanquita y atigrada. O el abuelo Anacleto, que llevaba muchos muchos años de calle, estaba muy malito y tuvo que dejarnos mucho mas pronto de lo que hubiéramos deseado. Fue muy duro porque Anacleto se dejo mimar, se hizo querer, dejó su huellita marcada a fuego en el alma de todos sus cuidadores y, se les hizo un mundo dejadle marchar para evitar el sufrimiento que le ocasionaba la leucemia medular que sufria….pero Anacleto se fue entre besos y caricias y su jerseycito ocupa hoy un lugar especial en la asociacion, junto al retrato de Wilson, el gran capitan de GFM. Siempre sera recordado como ese gato achuchable de profundos ojos, llenos de años de calle, pero que transmitian una ternura que daba paz.
Y por ultimo llegó ella, Grouchita. De la mano de dos de sus vecinos de colonia, entraron los 3 en la misma jaula. Era un sábado de primeros de febrero, horas después de su captura, Anacleto partiría….
Cuando se fue a esterilizar a Grouchita, se vio que estaba muy enferma, todo se derrumbo cuando parecía apuntar al peor diagnostico posible… solo quedaba intentar realizar pruebas y soñar porque no lo fuera y si, lo era, volver a cumplir la promesa, cuidarla, mimarla y enseñarla lo que es el cariño, las caricias, los besos, brindarle un regazo donde descansar, un hombro en el que acurrucarse, un pantalón en el que afilarse las uñas, una cara con la que frotarse, enseñarla todos los tipos posibles de comida, con tal de que pruebe bocado. Hacerle 1000 fotos, intentar darle el calor que solo una familia puede proporcionar, hacer que se sienta querida, importante y necesaria, que se sienta parte de nosotros, controlar la rabia y la pena por todos los animales a los que no tenemos la oportunidad de prestar nuestro regazo y que día a día sufren la indiferencia de muchos seres que se hacen llamar humanos.

Este relato continuara… porque lamentablemente habrá más negritas, más blanquitas y atigradas, más Anacletos, más gatitos enfermos, pero también más Caddys, Paquirrines, más Boscos…. A los que encontrar familia, a los que curar o tratar, o simplemente a los que proporcionar un regazo en el que descansar para siempre.

Este relato muchas veces puede cambiar, otras veces es demasiado tarde cuando nos cruzamos en su camino, por eso, te pedimos que no pases de largo, que actues, que esterilices, que rescates, que acojas, que esa habitacion que tienes llena de trastos, la llenes de vida, porque esa habitacion puede suponer un mundo para muchos animales, te pedimos que no hagas solo una foto. Aunque solo puedas darle unos dias de mimos, de atenciones, un pantalón en el que rascarse las uñas por última vez, para ellos, será un mundo.
No pases de largo

Feliz Día Internacional del Gato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies