Van Gogh

Actualizamos: Van Gogh ha engordado 400 gramos. Sigue con infección en el oído y sigue sin poder valorarse del todo bien el tímpano. De momento sigue con medicación y revisión en unos días. Ayer aprovechamos que le sedaron psra ver bien los oídos, para peinarle… Estaba lleno de nudos y espigas….

En nada estarás estupendo, gatazo!

Cuando ves sus ojos, cuando te fijas en su mirada, esa mirada que transmite paz y calma, pero también fatiga, que refleja todo el daño y miedo pasado, cuando ves su maltrecho cuerpo, imaginas que es un gato viejito. Le imaginas como el típico abuelete de colonia con miles de historias y miles de noches de calle a sus espaldas.

Pero no. Esta preciosidad tiene sólo 2 añitos.

Desgraciadamente no lo ha tenido fácil. Tuvo la mala suerte de acabar en el sitio equivocado. No sabemos si un día fue un gato doméstico, pero es sociable. Poco sabemos de su pasado, sólo lo que sus heridas nos muestran por fuera y su radiografía nos descubre por dentro.

Una oreja destrozada por otohematoma (causado por acaros), un timpano perforado, huesos palpables en un gatazo enorme, que, pese a su tremenda delgadez , llega a los 4 kilos, un pelaje estropeado, lleno de nudos en algunas partes de su cuerpo, y muy escaso en otras….Y un perdigon alojado en la parte de abajo de su vientre. Afortunadamente no ha tocado ningún órgano, pero esto nos da una pista del porque de su mirada cansada.

Su analítica es buena dentro de lo que cabe, algo de infección normal por el estado de sus orejas, algunos valores alterados que en la clínica creen que se debe al hambre que ha pasado y que se restablecerán en poco tiempo….

En unos días le toca revisión para valorar de nuevo los oídos y poder estudiar mejor su audición, pero parece que está sordo.

Van Gogh no hace nada malo en la calle, le hemos visto apartarse del cuenco de pienso para ceder el sitio a sus compañeros de colonia, le hemos visto sacar un muslo de pollo de la basura y llevárselo a una de sus amigas de la calle.

Van Gogh descansaba plácidamente, sin hacer daño a nadie. Es un gato sociable, aunque un poco receloso (normal tras lo que ha pasado) se deja curar y limpiar las heridas y le gusta el sobeteo. Es muy sociable con otros gatos, muy parlanchin.

Pero algunos “humanos” creen que la calle es suya. Que tienen derecho a exterminar todo lo que no les guste. Algunos no consideran a los animales parte de este lugar llamado Mundo.

Van Gogh necesitará acogida o adopción en unos días, cuando esté recuperado.

Si no puedes acoger o adoptar, puedes colaborar con sus gastos, apadrinandole

Si quieres información
Escribe a: adopciones@gestionfelinamadrid.org

         

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies