Chispita

Chispita vivia en un arbol
La que consideró su familia la abandonó en verano en el parque de la Dehesa, en una colonia. La dejó a su suerte sin pararse a pensar en si sus vecinos peludos la considerarían una intrusa. Así fue, no la dejaban comer, la pegaban…. Chispita, gata casera, no supo ganarse la vida ni el respeto y pasaba sus días en aquél árbol, desesperada, bajando a comer las sobras que el resto dejaba.

Una persona la vió y empezó a alimentarla, le hizo un refugio y consiguió que fuera perdiendo el miedo, que dejara ese arbol que tanto la refugió

Un dia de noviembre, una compañera vio a Chispita con su nuevo amigo y decidió ayudar.

La capturó y resultó estar ya esterilizada, la teoría del abandono se hizo más fuerte aún.

Chispita es una gata preciosa, muy agradecida, cariñosa a rabiar, y no guarda recuerdo de aquellos meses horribles en la calle, ni de aquél arbol ni de como el hambre se apoderaba de ella y de su cuerpo, en los huesos. Ahora se siente segura y duerme tranquila.

Es muy sociable, compatible con otros gatos y con perretes.

Chispita espera solo rehacer su vida de nuevo con una familia que la cuide para siempre. Sabe que no dejaremos que vuelva a pasar hambre ni miedo, sabe que haremos lo necesario para que siempre esté segura. Nos ayudas?.

Si quieres acoger o adoptar a Chispita, escribe a: adopciones@gestionfelinamadrid.org

Si no, difunde

Adopta, no compres, y nunca pases de largo

Los campos marcados con un * son obligatorios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies